¿La mujer más fea del mundo? La sorprendente historia de Mary Ann Bevan

Anuncio

Si hace unos años nos conmovía la historia de Lizzie Velázques, una norteamericana hostigada en las redes sociales por su aspecto físico y fue nombrada la mujer más fea del mundo, hace más de 100 años, otra mujer llamada Mary Ann Bevan tuvo la triste suerte de ser nombrada también “la mujer más fea del mundo”. Ambas tienen en común que su “fealdad” era causada por una terrible enfermedad. En el caso de Mary Ann Bevan, la acromegalia fue la causa de la deformidad de su rostro y extremidades, así como de un anormal crecimiento de su cuerpo.
¿La mujer más fea del mundo? La sorprendente historia de Mary Ann Bevan

Mary Ann Bevan era el nombre de casada de Mary Ann Webster, un británica nacida en Plaistow, Londres, el 20 de Diciembre de 1874, en el seno de una familia de clase trabajadora. Mary Ann tuvo seis hermanos y una hermana y trabajó durante buena parte de su juventud como enfermera. En 1903, a la edad de 29 años, se casó con Thomas Bevan, un florista, que murió repentinamente el 18 de Mayo de 1914. Así, Mary Ann se quedó viuda a los 40 años, teniendo que sacar adelante sola a sus cuatro hijos. Para entonces, Mary Ann ya había comenzado a mostrar síntomas de estar desarrollando acromegalia.

Se estima que sobre la edad de 32 años ya había experimentado la desfiguración de su rostro, un anormal crecimiento de su cuerpo, fuertes dolores de cabeza, musculares y articulares. La necesidad de ingresos para mantener a su familia la llevó a presentarse a un concurso en el que se buscaba a la mujer más fea del mundo, título que ganó. Mary Ann dejó atrás toda la vergüenza y el miedo a la burla y sacó provecho de su aspecto físico para seguir ganando dinero para su familia.

Fue contratada por Mr. A. Chapman of Blackpool, quien ya había descubierto a numerosos “freaks” para exhibirlos en espectáculos. Con él apareció con gran éxito en espectáculos en Escocia, sur de Inglaterra e Irlanda del Norte. Ya en Estados Unidos, país al que se trasladó para buscar trabajo, fue contratada por Sam Gumpertz, apareciendo en el espectáculo Coney Island Dreamland Sideshow, lugar en el que pasó el resto de su vida. También hizo alguna aparición en la World’s Fair del Circo Ringling Brothers. Mary Ann falleció en 1934.

Anuncio

¿Qué es la acromegalia?

La acromegalia es una enfermedad endocrina debida a una excesiva secreción de la hormona del crecimiento (GH). Sus síntomas más patentes es un crecimiento de las extremidades y órganos internos del afectado, siendo el 98% de los casos producto de un tumor alojado en la hipófisis. Su pronta extirpación supone una curación y mejora de la vida de los pacientes, pudiendo retomar una vida normal. Las secuelas físicas suelen poder paliarse con una vida sana y ejercicio, además de recurrir en algunos casos a la cirugía estética.Adenoma pituitario

Es normal que los afectados por esta enfermedad no se reconozcan en fotos y rehuyan mirarse en los espejos. Yo misma padezco acromegalia, intervenida y con secuelas muy leves, y puedo asegurar que los enfermos de acromegalia podemos tener hijos con normalidad y desempeñar nuestros trabajos sin grandes dificultades, pero desde luego no deseamos ser objeto de burla ni de exhibición.

Es una enfermedad cruel, rara, aún poco conocida y que necesita del apoyo de la sociedad para que los enfermos puedan sentirse aceptados y reconocidos por el gran esfuerzo de superación que hay que hacer a diario para vivir en una sociedad con tantas exigencias y estereotipos estéticos.

Así, a comienzos de este siglo XXI, los almacenes Hallmark publicaron una tarjeta de felicitación en la que se hacían bromas sobre la “mujer más fea del mundo”. En la tarjeta aparecía Mary Ann en compañía de sus cuatro hijos posando ante la cámara. Un médico alemán que vio la tarjeta en una tienda de Gran Bretaña presentó una protesta al considerar que la tarjeta era ofensiva para una mujer desfigurada por una enfermedad, siendo también de mal gusto para con los enfermos de acromegalia.