El código oculto que aparece en decenas de películas de Disney

Anuncio

UN ENTUSIASTA Y METICULOSO INTERNAUTA DESCUBRE UN CÓDIGO SECRETO INSCRITO EN TODAS LAS PRODUCCIONES RECIENTES TANTO DE DISNEY COMO DE PIXAR.

A lo largo de la historia se ha debatido la presencia de mensajes ocultos o subliminales en las películas para niños producidas por Disney. Todos recordamos, por ejemplo, supuestos símbolos con aparente alusión sexual en el Rey León. Pero lo cierto es que pocos de estos ‘símbolos’ son contundentes –en la mayoría de los casos se debe de aplicar una leve dosis de imaginación para confirmar su existencia, aún sin que esto quiera decir que son ilusorios.

Recientemente un obsesivo televidente, o dicho de manera más amable, un entusiasta, descubrió un código oculto en prácticamente todas las producciones recientes de Disney y Pixar: se trata de A113. Tras captar un par, suponemos, se dio a la tarea de buscar esta clave en otras películas y la encontró, disimulado de múltiples maneras, en al menos una veintena de filmes.

TOY STORY

BICHOS

BUSCANDO A NEMO

LOS INCREÍBLES

CARS

RATATOUILLE

WALL-E

UP

Anuncio

CARS 2

BRAVE

MONSTRUOS UNIVERSITY

LILO & STITCH

EL GIGANTE DE HIERRO

TIANA Y EL SAPO

LA TOSTADORA VALIENTE

Sería muy interesante poder decir que A113 es un código oculto con un misterioso significado, pero podría tener una fácil explicación: A113 es el aula del California Institute of Arts en la que se imparte la asignatura “animación de personajes”, en la que han estudiado la gran mayoría de componentes de Disney-Pixar.

De todas formas, las películas de esta factoría seguirán teniendo algunos símbolos misteriosos que, seguro, no tienen una respuesta tan lógica como el A113.

Lamentablemente para aquellos que gustan de las sofisticadas conspiraciones, al parecer este misterioso código refiere, según el sitio Viralnova, al aula del California Institute of Arts, donde se imparten lecciones de animación de personajes, un espacio por el que muy probablemente pasaron la mayoría de los animadores de Pixar, Disney, y otros estudios. En pocas palabras se trata de una especie de sello nerd, o un geek tag, con el que los animadores firman sus trabajos, reconociendo, mediante una discreta pincelada, el lugar dónde aprendieron las artes ‘animatorias’. En fin, no por ello deja de resultar curioso, y quizá abre la puerta a que existan más claves escondidas entre las narrativas infantiles de estas compañías.