Sacar la lengua no es un gesto de saludo o estar a la moda o una simple burla sino que significa …

Sacar la lengua no es un gesto de saludo o estar a la moda o una simple burla sino que significa

muerte , destruccion , desear el mal a alguien en honor a la Diosa satanica hindu Kali: es la diosa de la muerte y la destrucción, pero también es la diosa de la regeneración. Es la diosa terrible y sanguinaria, pero también la mujer madre que da la nueva vida a costa de su sacrificio.
En su papel en el Tantra indio Kali representa la energía femenina pura, energía kundalini activa que tiene el poder del sexo, la sensualidad y la encarnación del amor desenfrenado y voraz. Kali encarna a la amante sexual, la oscura noche lunar, que destruye las ilusiones y satisface los deseos. Se la representa como una mujer con cuatro u ocho brazos; en su modalidad de cuatro miembros porta en una mano una espada, en otra la cabeza del gigante al que ha dado muerte y con las otras dos está animando a sus devotos. Lleva dos cadáveres como pendientes y un collar de calaveras. Por única vestimenta lleva una faja hecha con las manos de hombres-demonios muertos, y su lengua le cuelga fuera de la boca. Sus ojos son encarnados como los de un borracho; su cara y uno de los senos están embadurnados con sangre. Se encuentra erguida con un pie sobre el pecho de su esposo. Los brazos de Kali, representan el circulo completo de creación y destrucción, el cual esta contenido dentro de ella. Ella representa los ritmos de creación y destrucción inherentes en el Cosmos.
Sus manos derechas, hacen los mudras de “no temas” y confieren votos, representando el aspecto creativo de Kali, en tanto que sus manos izquierdas, sostienen una espada ensangrentada y una cabeza cercenada. Estos representan la destrucción de la ignorancia y la llegada del conocimiento.
Las cabezas decapitadas de su collar son los sonidos del alfabeto sánskrito, los mantras que forman su naturaleza divina.


La espada es la espada del conocimiento, que corta los nudos de la ignorancia y destruye la falsa conciencia (la cabeza cercenada) y que también representa la ruptura con el ego.
Sus tres ojos simbolizan el sol, la luna y el fuego o el rayo (el tercero, representado en su frente por un punto rojo), con el cual ella es capaz de observar los tres modos del tiempo: pasado presente y futuro. Shiva a sus pies, representa el potencial pasivo de la creación. Así Kali es su Shakti, o el principio femenino universal y la fuerza energizante de todas las divinidades masculinas, incluyendo a Shiva.