Una cárcel que parece un hotel de lujo ( fotos )

Anuncio

La cárcel Halende es diferente a cualquiera de las prisiones que todos conocemos, de esas con olor a sudor y orina. Aquí, los presos son respetados y, probablemente, viven una vida mejor de la que tenían en el exterior.

Halende es la segunda cárcel más grande de Noruega, costó 1.5 mil millones de coronas (252 millones dólares) y tardó 10 años en completarse, pero el resultado es verdaderamente impresionante. Los 252 presos estarán viviendo en habitaciones de 12 metros cuadrados, equipadas con televisores LCD, mobiliario moderno, y duchas de dos metros cuadrados. En lugar del olor horrible que tienen la mayoría de las cárceles, los olores que sentirás en Halende serán los procedentes de una cocina moderna, donde los prisioneros, si lo desean, pueden tomar clases de cocina.

La prisión además cuenta con un estudio de grabación, biblioteca, jardín de invierno, talleres de fabricación, lujosos salones de clase, gimnasio, salón de arte, y hasta un laboratorio. Las instalaciones están decoradas con cuadros genuinos que están valorados en más de 1 millón de dólares. Hay incluso una casa independiente, con dos dormitorios, donde los reclusos pueden pasar tiempo con sus familias.

Son Hoidal, gobernador de la prisión, dijo que el sistema penitenciario noruego se centra en los derechos humanos y el respeto, por lo que no ve nada de esto como inusual. Bueno, la gente de Noruega deben de tener vidas maravillosas, ya que si construyen una cárcel así de lujosa en mi país, los delincuentes, literalmente, harían cola para robar o apuñalar a alguien, para tener la oportunidad de vivir allí.