JAMES RICKARDS ASEGURA: “LA GUERRA CONTRA COREA SERÁ INMINENTE EN UNAS 12 SEMANAS”

Anuncio

El abogado, orador y polifacético comentarista financiero de los EE..UU. James Rickards asegura que, mientras la humanidad se interesa por temas como la Navidad, el Bitcoin, Jerusalén, las burbujas de valores y la deuda, la amenaza real y más inminente a la que se enfrentan todos los estadounidenses y, colateralmente, el resto del mundo, es la confrontación militar de este país con Corea del Norte.

En la primera mitad del 2018 será cuando se pulse “el botón rojo” y estallará la que promete ser la guerra de este siglo, o como algunos vienen advirtiendo, la Tercera Guerra Mundial.

Según palabras textuales del señor Rickards:

“El problema financiero o geopolítico más importante en el mundo hoy en día es una guerra entre los EE.UU. y Corea del Norte, probablemente en las próximas 12 semanas.”

“¿Cómo puedo estar tan seguro sobre este espacio de tiempo? Pues porque el director de la CIA así me lo aseguró.”

“En un cónclave privado en Washington DC el 20 de octubre de 2017, el director de la CIA, Mike Pompeo, dijo a un pequeño grupo de expertos (incluyéndome a mí) que sería imprudente suponer que a Corea del Norte le tomará más de “cinco meses” tener un arsenal confiable de misiles ICBM con armamento nuclear. Estos podrían atacar ciudades estadounidenses y matar a millones de estadounidenses.”

“Cinco meses a partir del 20 de octubre de 2017 es el 20 de marzo de 2018. Esa es una fecha externa, pero la guerra probablemente comenzará antes de esa fecha.”

“Eso crearía un elemento de sorpresa y evitaría un despliegue de armas estratégicas más rápido de lo esperado por parte del líder norcoreano Kim Jong Un.”

Obviamente, muchos analistas contradicen estos datos, ya que no se creen que Kim Jong Un tenga la tecnología suficiente para avanzar en una carrera armamentística de este calibre y más después de los últimos datos arrojados tras las deserciones en las filas de sus fuerzas militares, donde se demostró como las tropas de Corea del Norte tienen un problema grave de abastecimiento de alimentos.

Aún así, los satélites estadounidenses pudieron fotografiar a estos buques chinos vendiendo petróleo a los norcoreanos en el Mar del Oeste alrededor de 30 veces desde octubre, un acto que está prohibido en la Resolución 2375 del CSNU y que, según opiniones del gobierno estadounidense es una prueba inequívoca de que se están preparando para algo “muy gordo”.