Archivos Desclasificados: El OVNI de 450 Km que Sobrevoló Chile (Video)

Anuncio

El OVNI que apareció en Chile en el año 1992 ya es oficial. Después de años de investigación fue desclasificado un archivo por las autoridades de aviación chilena relacionado con el tema OVNI. Son dos fotografías de satélite tomadas sobre América del Sur donde se puede ver un objeto que mide mas de 450 kilómetros de diámetro.

Este suceso tuvo lugar en el año 1992, cuando el satélite estadounidense WEST 8, captó un objeto elíptico gigante cerca de las costas de Chile. Pero lo más asombroso es que este mismo evento se repitió en el año 1996 y en el año 2006. En Brasil también tuvo lugar durante la gran oleada ovni, que dio comienzo con el caso “Varginha”, uno de los mayores sucesos relacionados con ovnis en el mundo.

Todo parece indicar que un enorme objeto se encontraba sobre nosotros, orbitando la Tierra a mucha velocidad. Una nave nodriza (una ciudad volante). Este caso ha sido estudiado minuciosamente por las fuerzas armadas de Chile y otros investigadores, y ha abierto muchas incógnitas, aunque no deje lugar a dudas de que ese objeto estuvo orbitando nuestro planeta.

La noticia fue tomada por los medios de comunicación de todo Chile y parte de Latinoamérica, formando parte del contenido de los informativos, donde revelaron la información que las autoridades de aviación de Chile habían sacado a la luz. La foto fue capturada por el centro meteorológico regional de Antofagasta.

Gustavo Rodríguez, portavoz del equipo de Aeronáutica Civil de Chile (C.E.F.A.A.), explicó que “para descartar falla de impresión del equipo, se volvieron a tomar otras fotografías que mostraron la misma figura. Al ser la imagen tan nítida y perfilada, los especialistas coinciden en que el objeto se desplazaba a la misma velocidad del satélite, a unos 3,1 kilómetros por segundo”.

El investigador civil Mario Dussuel, hizo las siguientes declaraciones a los medios de comunicación: “Es un cuerpo que no sabemos lo que es, que tiene variaciones de temperatura y que es una prueba de que hay algo en el espacio que es necesario tener investigado. Podría tener un tamaño de unos 450 o 500 kilómetros de diámetro. Luis Riquelme, investigador y colega de Dussuel, añadió que “aquí no interviene la mano del hombre, no son máquinas que podamos desarrollar nosotros”.

El OVNI sería como una ciudad volante y según evidencia la primera fotografía, produce interferencias electromagnéticas, que se manifiesta en las rayas reveladas por la ampliación computacional de la fotografía del “West 8”. Según algunas fuentes, este objeto se desplazaría a través de algún tipo de energía. Este satélite geo-estacionario (West 8), se encuentra orbitando alrededor de la Tierra, a casi 36.000 km sobre la superficie terrestre.

El ingeniero de vuelo ecuatoriano Carlos Naranjo Burbano, hizo unas declaraciones hace algunos años, en las que relataba un extraño suceso ocurrido mientras realizaba unas operaciones aeroespaciales: “Nosotros tuvimos una experiencia ovni mientras volvíamos de un vuelo desde Santiago de Chile. En ese vuelo, nos acompañó durante unos quince minutos un objeto que no sé si calificar como extraterrestre. Y a unas cincuenta millas divisamos una especia de “ciudad satélite”.

“Se divisaba dentro del mar, en la profundidad del mar. Se podían distinguir dentro de esta nave las formas de edificios y superficies artificiales tales como una ciudad normal. Era de madrugada y podíamos ver desde el avión las luces en el fondo del mar de lo que era como una ciudad cuando la sobrevuelas, solo que estábamos sobrevolando el océano”, añadió.

En diciembre de 2015 muchas personas fueron testigos de un extraordinario evento en los cielos de Santiago de Chile. Algunos de ellos grabaron el suceso con sus teléfonos móviles y compartieron estos en las redes sociales. Fueron decenas de grabaciones las que se subieron a la red de Youtube. Ahora se “confirman” estos hechos, que preocupan más que otra cosa, a la sociedad y a los habitantes de zonas como Chile y Brasil, a pesar de que en esta zona del globo terráqueo están acostumbradísimos a este tipo de eventos.