28 productos pedidos a China: expectativas en la web VS realidad cuando llegaron

Anuncio

Comprar cosas por internet es más seguro que nunca. Sobre todo ahora que existen diversos modos de pago que garantizan la confidencialidad de tus datos bancarios. Solo hay que tener un poco de cuidado y no meterse en páginas “sospechosas”.

Pero que sea más difícil que te engañen, no quiere decir que sea imposible, ni mucho menos. En más de una ocasión hemos adquirido algún producto que, en las fotos, se veía estupendo y maravilloso y a la hora de la verdad era poco menos que una abominación.

Muchos pueden ser los factores que desencadenen este fatal desenlace. El caso de la ropa quizás sea el que más salte a la vista, cuando pensamos que la prenda va a quedarnos igual que al de la foto. Pero no nos engañemos. No nos van a poner a una persona normal y corriente de la calle, ya que siempre utilizarán a un tipo guapísimo con un cuerpo perfecto, y al que le harán la prenda a medida.

También es cierto que los materiales pueden distar un poco de la realidad, haciendo que lo que acaba llegando a nuestras casas apenas se asemeje a lo visto en la foto de la página.

Ante estos despropósitos tenemos 2 opciones: reclamar y que nos devuelvan el dinero -si hemos sido prudentes con la forma de pago, esta es un opción viable-, o tomárnoslo con sentido del humor y hacer una comparativa de expectativas Vs realidad.
Cuando tu cinturón de malote se convierte en un juguete para niños


Esperabas un abrigo para ir a elegante a trabajar y te llega este que no vale ni para ir al campo


El nuevo modelo de cuello para las blusas: cuello borracha


Ha perdido el color dorado por el camino

Cuando ni si quiera el color es el mismo, es un motivo para cabrearse.


Si querías que te los mandasen arrugados, haberlo especificado

Dos semanas en la oficina postal sin comer provocan estas cosas


Este tiene fácil explicación: es que la Torre Eiffel viste mucho


En este caso, lo de que te cambien el color es lo de menos


“¡Compremos un vestido de boda por 63$ , será buena idea”, pensaron.


Te llega un vestido sin forma ninguna y a ver qué haces


Delicadeza Vs trozo de metal

Anuncio


Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia


Abrigo fabricado con restos de alfombras


El color y la calidad han cambiado un poco, ¿no?


Cuando te intentan vender un trozo de tela como si fuese una blusa


No es que el vestido sea bonito, pero es que son dos cuerpos distintos, no puede quedar igual


Parte de la pedrería debe haberse quedado por el camino


De vestido moderno y divertido, a trapo para loca de los gatos en tan solo una fotografía


Lo de hacer vestidos con forma lo dejamos solo para las fotografías del anuncio ¿no?


Hay que ser muy optimista para esperar el resultado de la izquierda


A veces es que nos engañamos nosotros solos


En los detalles está la calidad


Otro vestido sin forma


El vuelo de la falda es solo un efecto óptico


Los colores tal vez se asemejen un poco


Te estabas imaginando como una princesita con vestido nuevo… y qué equivocada estabas


De traje de fiesta, a pollo desplumado en tan solo un click de ratón

Fuente: Fiski, traducido, ampliado y redactado por La voz del muro