Investigadores confirman: Se ha descubierto la pirámide más grande de México.

Investigadores descubren una inmensa pirámide en México, más grande que la Pirámide del Sol de Teotihuacan.

Los investigadores en México han descubierto una pirámide que, según las mediciones iniciales, es más grande que la Gran Pirámide del Sol en Teotihuacán. Las excavaciones iniciales se realizaron en 2010.

La pirámide, de 75 metros de altura, fue explorada por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de la Acrópolis de Tonina, Chiapas, que se estima en alrededor de 1700 años.

Emiliano Gallaga, director de la zona arqueológica, explicó que se ha trabajado en los últimos dos años y que a través de una “tridimensional”, los investigadores verificaron que en la parte noreste del sitio se encuentra una de las construcciones más grandes de Mesoamérica, Comparable en tamaño sólo a grandes ciudades mayas como Tikal y El Mirador en Guatemala.

Otra característica que hace destacar esta pirámide prehispánica “única” son las siete plataformas que lo integran y fueron espacios específicos destinados a servir como palacios, templos, viviendas y unidades administrativas. Es una estructura única para diversas funciones específicas dentro de la estructura social, política, económica y religiosa, que no se repite en ningún sitio arqueológico en el mundo maya declaró investigadores del INAH.

“Es una gran sorpresa ver que la pirámide fue hecha casi enteramente por arquitectos prehispánicos y, por lo tanto, es más artificial que natural.

“Esto se debe a que se creía que toda la estructura era una colina natural, pero la evidencia reciente ha revelado que la estructura fue construida casi enteramente por los antiguos habitantes.

Los arqueólogos añadieron que la pirámide es más grande de lo que habíamos anticipado. La estructura está conectada por carreteras situadas en la parte superior de las elevaciones circundantes.

Gallaga agregó que, después de toda la información, podemos confirmar que esta pirámide supera en altura a la pirámide del Sol en Teotihuacán que mide 65 metros. Los investigadores del INAH han determinado que el centro de la ciudad tenía una continuidad arquitectónica entre 10 y 12 hectáreas, lo que es el doble de lo que se pensaba anteriormente y corresponde principalmente a la fachada sur de la Acrópolis, una de las zonas mayas conocidas por los investigadores.