Científicos Rusos Patentan la Esperada Tecnología de Respiración Líquida (Video)

Durante muchos años, los seres humanos han estado fascinados por los animales que tienen la capacidad de respirar bajo el agua. Por ejemplo, el simple pez ha sido capaz de cautivarnos al no tener que dejar el agua por el aire. La raza humana podría beneficiarse bastante de poder respirar bajo el agua: los ahogamientos podrían prevenirse, y las industrias como el buceo podrían hacerse mucho más eficientes. Pero por el momento, es de conocimiento común que no es una buena idea respirar bajo el agua.

Recientemente, el Viceprimer Ministro de Rusia, Dmitry Rogozin, planea cambiar el hecho de poder respirar bajo el agua a través de su proyecto sobre la “respiración líquida”. La primera prueba de funcionamiento ha sido todo un éxito: se colocó en el interior de un tanque lleno de un líquido especial a un perro Daschund. Mientras que cualquier persona con un cerebro esperaría que se ahogara y tuviera una muerte lenta y dolorosa, el animal se familiarizó con su nuevo entorno y comenzó a respirar como si nada hubiera pasado.

Cuando se sacó al perro del líquido, el personal del laboratorio lo limpió con una toalla, y el jefe de la delegación serbia vio que el perro estaba en perfectas condiciones. Para probar aún más su argumento, acarició al perro y notó que éste estaba muy asustado con el experimento, como era de esperar.

El director de proyecto, Fedor Arseniev, en nombre de la Fundación para los estudios avanzados, ha destacado el hecho de que este tipo de tecnología podría utilizarse en situaciones como el salvamento de marinos que han sido víctimas de un naufragio submarino. Pero existe una preocupación por el mal de la descompresión, donde elevarse más de 100 metros muy rápidamente para volver a la superficie puede resultar mortal.

Sin embargo, en el submarino propuesto, los seres humanos pueden usar un dispositivo especial que no contenga ninguna de las enfermedades que causan el nitrógeno, permitiéndoles así volver a la superficie ilesos.

Tal vez algún día este proyecto se expanda globalmente y podamos nadar como un pez en el océano!