El pacto de Shakira con Piqué que esconde las Navidades en Nueva York

Nueva York es uno de los destinos turísticos más típicos de las fiestas navideñas. Ver completamente nevados Central Park, el Empire State o la Estatua de la Libertad es algo que aunque lo hayamos visto cientos de veces en el cine, muchos quieren visitar en directo al menos una vez en su vida.

Es el caso de Gerard PiquéShakira y los pequeños Milan y Sasha, que están pasando estos días al otro lado del charco. Allí fueron vistos en el  Madison Square Garden, a donde acudieron para ver el clásico navideño de la NBA entre los New York Knicks y los Philadelphia 76ers.

Desconexión total

La colombiana ha encontrado en las salidas con la familia la forma de no pensar en la intervención en las cuerdas vocales a la que se tiene que someter en las próximas semanas y que le ha obligado a suspender al completo la gira El Dorado Wolrd Tour.

Pero no es oro todo lo que reluce en la familia Piqué-Mebarack. El viaje a Estados Unidos es una simple cortina de humo a los problemas sentimentales que atraviesa la pareja.

Pacto no escrito

Tal y como viene adelantando desde hace semanas Diario Gol, la crisis de la pareja es un secreto a voces tanto en Barcelona como en el entorno de ambos. Asimismo, antes de la cancelación de la gira, el futbolista y la cantante habrían decidido mantener silencio al respecto.

El futbolista y la cantante quieren mantener las apariencias de puertas hacia afuera mientras Shakira no se opere, así como hasta que el catalán y la sudamericana no tomen una decisión al respecto de su relación.

El defensa culé y ‘Shak’ saben que una vez se hiciera público el fin de la relación serían la comidilla de la mayoría de los medios de comunicación y que ni habrá descanso para la artista ni tranquilidad para los pequeños.

Asimismo, el jugador quiere preservar la tranquilidad alrededor de la cantante, y es que por encima de todo es la madre de sus hijos.