12 Trucos poco conocidos que usan los conductores más experimentados

Los conductores con experiencia saben que tener un auto no es fácil. Tienen que lidiar con muchos pequeños problemas todo el tiempo. Y también deben cuidar su seguridad y la de su vehículo tan querido.

Para hacerte la vida más fácil, recopilamos algunos consejos que son útiles tanto para principiantes como para profesionales.

12. El esmalte para las uñas hace cualquier arañazo en el auto casi impercibible

Elige esmalte a juego con el color de tu carro y aplícalo sobre el arañazo. Cuando el esmalte se seque, simplemente pule el área.

11. El esmalte transparente ayuda a detener una grieta en el vidrio

Si una piedra te golpeó el vidrio y se formó una grieta profunda, con el tiempo irá aumentando. Para combatir este tipo de grietas es eficiente el esmalte transparente. Aplícalo en 2 o 3 capas y te ayudará a prevenir que la grieta crezca.

10. Gira el volante cuando tengas que dejar el auto por un corto tiempo

Cuando dejas tu coche en el sol, el volante se calienta mucho. De tal forma que será imposible sujetarlo. Para evitarlo, al salir del auto, gira el volante a 180 grados.

9. Deshacerse de los rayos molestos del sol

Los pilotos adoran usar este truco. Para que no quedes cegado por el sol, toma una hoja de acrílico y ponla en el parabrisas. El acrílico se pega fácilmente al parabrisas gracias a la electricidad estática y protege muy bien los ojos de los rayos ultravioleta.

8. Las hojas de laurel te ayudarán a no sentir mareos

Si tienes un largo viaje por delante y te preocupa que sentirte mal, ponte una hoja de laurel bajo la lengua. Este producto contiene sustancias químicas especiales que relajan el estómago y el sistema nervioso.

7. Sujetador de lentes

Esto es realmente útil para aquellos que no saben dónde poner sus lentes en el auto: ponlos en el parasol. De esta manera te asegurarás de que tus gafas no se caigan mientras viajas por un camino lleno de baches. También puedes colgar ahí tu ticket de estacionamiento para no perderlo.

6. Limón para no tener sueño al volante

Algunos cítricos funcionan para tu organismo como una taza de café. Si te sientes un poco somnoliento al manejar, pon un trozo de limón debajo de tu lengua. Esto te despertará al instante, pero no te recomendamos conducir cuando tienes sueño.

5. Portavasos mejorado

Coloca en el fondo de portavasos un molde de silicón para hornear. Así toda la basura pequeña se acumulará ahí mismo y te será más fácil limpiar el portavasos.

4. Cuelga una pelota de tenis en el garaje para estacionarte mejor

Este truco es especialmente útil para las personas que sólo han estado conduciendo por un corto tiempo. Una pelota de tenis colgada en el garaje puede ser un punto de referencia que muestra que la pared está cerca. La pelota te ayudará a sentir mejor el tamaño de tu vehículo, por lo que sabrás dónde detenerte.

3. Revisa la calidad del aceite

Existe una manera sencilla de comprobar la calidad del aceite en el motor.

Calienta el motor durante 5 a 10 minutos y apágalo. Abre el cofre, destapa el depósito de aceite y pon un par de gotas sobre una hoja de papel. Coloca la hoja en un lugar tibio y espera 2 horas para que el aceite se seque. Después de eso, revisa el resultado.

Si los bordes de la mancha son lisos, el aceite no contiene agua. Es un aceite de buena calidad.

Si el centro de la mancha es de color oscuro o gris, el aceite está sucio y hay que cambiarlo.

Si se notan partículas metálicas sobre la hoja, quiere decir que los detalles internos del motor se desgastan. El aceite es de baja calidad.

El color gris claro o café en los bordes indica que en el aceite existen partículas insolubles que dañan el motor. Cambia el aceite.

2. Revisa la calidad de la gasolina

Pon una gota de gasolina sobre una hoja de papel blanco, sóplale y espera a que la gota se evapore. Si después del experimento el papel permanece blanco, quiere decir que la gasolina vaporizada es buena. Si queda una mancha de grasa, la gasolina es una mezcla con kerosene.

Y así es cómo puedes verificar si la gasolina contiene otras sustancias:

Pon una gota sobre una superficie de vidrio y luego incéndiala.

Si después del fuego la superficie tiene círculos blancos, quiere decir que la gasolina no contiene (o casi) sustancias adicionales. Los aros amarillos o de color café significan que el combustible tiene suficientes sustancias para dañar el motor del auto.

También puedes descubrir si la gasolina contiene agua:

Vierte un poco de gasolina en un recipiente transparente y agrega ahí un poco de permanganato de potasio. Sacude bien la mezcla y analízala con la luz. Si los cristales se han disuelto por completo y la gasolina se pintó de color violeta o rosa, quiere decir que se le había agregado agua.

1. Ventila tu auto de inmediato

Abre la puerta o una de las ventanas delanteras por completo. Luego abre y cierra varias veces la puerta en el lado opuesto del auto. Este truco ayuda a enfriar el auto rápidamente o deshacerse de olores desagradables.