Tremenda contaminación por preparar el asado más grande del mundo

Anuncio

En Buenos Aires, por solo cinco minutos de fama y un lugar en el libro de los récords Guinness, están dispuestos a preparar un asado de carne de 15 toneladas, aunque para ello deban liberar 4,800 kilos de metano hacia la atmósfera.

Este 10 de noviembre, los organizadores del evento pretenden desplazar a la provincia de La Pampa, que ostenta la marca de 13 de toneladas, preparadas en 2011. Sin embargo, hasta el momento no han revelado algún plan para contrarrestar la enorme contaminación que generarán ese día.

El costo ambiental

La vaca es el animal que más metano libera a la atmósfera. Para preparar 15 toneladas de carne asada, primero, es necesario matar un promedio de 40 ejemplares, los cuales liberarán aproximadamente 4,800 kilos de gases (sin contabilizar el esmog de los vehículos de transporte).

Se calcula que preparar unos 20 kilos de carne contamina lo mismo que un recorrido de 400 kilómetros de un autobús de 15 años de antigüedad. Es decir que, los 15,000 kilos contaminarán lo equivalente a 3 millones de kilómetros de ruta.

Preparar un asado es tan contaminante que incluso el Gobierno de China prohibió las parrilladas, para contrarrestar los altos índices de contaminación que aquejan sus principales ciudades. Como se puede ver, la ‘proeza’ bonaerense tendrá un alto impacto ambiental, todo por un pedacito de sitio en uno de los libros más vendidos a nivel mundial.