En Etiopía los panzones son los hombres más atractivos y pueden elegir a las mejores doncellas

Anuncio

En algunas partes del mundo, el hombre ideal deja de ser el típico musculoso con tabletitas de chocolate por abdomen, como sucede en la tribu Bodi, en Valle del río Omo, Etiopía, donde el prototipo de hombre es “el más panzón”.

Cada año, esta tribu organiza concursos en el que los hombres compiten por el título de “El más panzón”.

Es necesario aclarar que el hombre más deseado para contraer matrimonio, no es aquel que sea más obeso o el que pese la mayor cantidad de kilos, sino aquel que siendo delgado tenga la panza más grande.

Es cierto que tener esta panza enorme implica algunos problemas como no poder verse sus partes íntimas. Sin embargo a ellos no les importa y compiten por conseguir un mayor vientre, con la finalidad de atraer a más mujeres.

Una gran tripa significa riqueza y éxito, y por ello la competencia anual, llamada “Ka’el”, es la cima de la excelencia masculina.

Su preparación comienza el mes de junio, y se realiza el concurso a fin de año.

Anuncio

Cada familia elige un representante, y al ser aceptados como candidatos por parte del consejo de sabios de la tribu, los participantes se apartan de la sociedad. A partir de ese momento, llevan una vida 100% sedentaria, tienen prohibido el sexo y su dieta consiste en leche y sangre de vaca.

El día del concurso, se hace una fiesta donde se elige un nuevo rey para la tribu. Y para elegirlo, se pesa y se mide el tamaño de su panza.

Para evitar que hagan trampa, les pican el estómago para comprobar que no es solamente agua.

El ganador se convierte en rey por un día, y le otorgan el privilegio de elegir a la doncella de la tribu que prefiera.