Filman el agónico final de un oso polar que muere de hambre

Con lágrimas en los ojos era la única forma de registrar una escena así. Cualquiera que vea estas imágenes acabará -como poco- con un nudo en el estómago, pero ser testigo directo de la agonía de un animal que muere de hambre solo puede hacerte llorar.

Al menos, el fotógrafo de National Geographic Paul Nicklen hizo lo que tenía que hacer: grabar la triste escena para que todos veamos las consecuencias reales de lo que le estamos haciendo al planeta.

“Cuando los científicos dicen que los osos se están extinguiendo, quiero que la gente se dé cuenta de lo que significa. Los osos morirán de hambre, así es como se ve un oso muerto de hambre”, ha declarado el fotógrafo.

En las imágenes, un oso con el pelaje amarillento y en los huesos arrastra sus patas traseras en un último esfuerzo por encontrar algo de comer. Ni siquiera los cubos que dejaron los pescadores que frecuentan la zona noreste de Canadá tienen suficientes restos de comida para sobrevivir un día más.

Los osos polares son una de las especies más amenazadas por el calentamiento global. Estos animales están acostumbrados a pasar meses sin a penas comer, mientras esperan a que se formen los hielos que harán del invierno su temporada más activa. Sin embargo, el aumento de las temperaturas no hace sino retrasar la congelación de las aguas, lo que provoca que los osos se vean en una situación de inanición que no pueden soportar.

La ausencia de hielo, obliga a los osos a caminar más lejos en busca de alimento y a encontrar más dificultades para refugiarse y descansar. Es un hecho, van a desaparecer, y va a ser nuestra culpa. Al menos, miremos con responsabilidad las consecuencias de nuestros actos, a ver si despertamos y ponemos solución a una masacre indirecta que nos deja imágenes como estas.