¿Por qué se nos pone la piel de gallina? –

Anuncio

Cuando tenemos frío o nos encontramos con algo espeluznante, los vellos se nos paran de punta. ¿Exactamente cuál es el propósito de la llamada “piel de gallina”? Para responder a esta pregunta, debemos mirar atrás hacia nuestros antepasados peludos. Hoy en día, la piel de gallina es un vestigio de nuestro antiguo pelo corporal. Al estudiar a los primates, nuestros parientes más cercanos, podemos entender para qué servía la “piel de gallina”.

Junto a cada vello, en la hipodermis o tercera capa de la piel, se encuentra un diminuto grupo muscular llamado musculu arrector pili o músculo erector del pelo, el cual se contrae frente a estímulos como el frío o alguna emoción provocando la erección de los pelos corporales. A esto se le llama reflejo pilomotor.

En los primates, este fenómeno cumple una función específica. Cuando hace frío y el pelo se eriza, se atrapa una capa de aire caliente cerca de la piel, la cual funciona como aislante. Cuando el reflejo es provocado por miedo, surge como respuesta a la adrenalina. Al erizarse los pelos del cuerpo, el animal aparenta ser más grande, confundiendo momentáneamente al predador y permitiéndole ya sea huir o responder al ataque.

Evidentemente al hombre moderno, con su fino y escaso vello, ya no le sirve de mucho este reflejo.

Anuncio