El Misterio de los Guanches: ¿Pirámides en España que Esconden Túneles Secretos?

Anuncio

Tenerife, una de las Islas Canarias, es bien conocida como destino de vacaciones, pero muchos turistas visitan la isla ignorando que allí hay pirámides y un misterio sin resolver. ¿Quién construyó las pirámides, cuándo fueron construidas y por qué? Existen tres teorías distintas y un gran debate en torno a todo ello.

Güímar es una población del sur de Tenerife en la que se ubican 6 de las pirámides descubiertas. Actualmente se concentran en el Parque Etnográfico creado por el explorador Thor Heyerdahl con el apoyo financiero del magnate naviero Fred Olsen.

La primera noticia que tuvo Heyerdahl de las pirámides la obtuvo en 1990 al leer un artículo escrito por Francisco Padrón y publicado en el periódico local ” Diario de Avisos. ” Terminó por ir a la isla a ver las pirámides por sí mismo, y quedó tan impresionado que estableció su casa en Güímar, donde vivió durante el resto de su vida.

El aventurero noruego pensó que dichas construcciones eran similares a otras pirámides escalonadas que había visto en sus muchos viajes por todo el mundo. Teorizó con que podían haber sido construidas a la vez, cuando los pueblos surcaban los océanos y con la existencia de un eslabón entre las pirámides egipcias y las centroamericanas. También pensaba que era posible que los Guanches, habitantes de Tenerife antes de la conquista castellana, pudieran haber sido los responsables de construir estas pirámides.

Los académicos, sin embargo, no estuvieron de acuerdo con él y propusieron la teoría alternativa que defiende que las pirámides no son más que amontonamientos de rocas volcánicas que los agricultores habrían realizado al preparar sus tierras para el cultivo. Asimismo defienden que fueron construidas en el siglo XIX ya que la cerámica descubierta en las excavaciones realizadas por arqueólogos de la Universidad de La Laguna se remonta solamente hasta esa época.

Philip Coppens, autor y último investigador que visitó Tenerife en el año 2.009, quiso investigar in situ el tema y tras hacerlo realizó las siguientes declaraciones en su página web con respecto a la explicación académica:
“El hecho es que sobre una explanada entre dos pirámides, los arqueólogos cavaron en dirección a la estructura, pero pararon en un nivel que ellos asimilaban al siglo XVIII – y que estaba entre los 50 y 150 centímetros de profundidad-. De ello se deduce la equivocada conclusión a la que llegaron, ya que todo lo cavado dedujeron que databa de hace dos siglos como máximo. Nada más lejos de la realidad.”

Heyerdahl y quienes defienden que fueron los guanches los constructores de estas pirámides, han argumentado que las construcciones están minuciosamente diseñadas con escaleras y alineaciones realizadas con posibles objetivos ceremoniales, como los que se llevarían a cabo durante el solsticio de verano. En 1991, Juan Antonio Belmonte Avilés, Antonio Aparicio Juan, y César Esteban López, investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias, demostraron que los lados más largos de algunas de las terrazas que rodean a las pirámides de Güímar marcan la dirección de los solsticios de invierno y verano.

Una de las pirámides dispone de una escalera incorporada y se ha sugerido que dicha escalera era el medio por el que el celebrante ascendía para así poder alcanzar el nivel superior de la pirámide donde adorarían al sol naciente.

Los Guanches son un misterio porque nunca se ha aclarado cómo esta gente rubia, de piel blanca, acabó viviendo en unas islas tan cercanas al norte de África. La explicación aceptada por los antropólogos es que se trata de un pueblo descendiente de los bereberes de África del Norte, posiblemente de Libia. Sin embargo, las leyendas cuentan que los guanches originalmente fueron atlantes que habrían sobrevivido al cataclismo que hundió a La Atlántida bajo el océano porque vivían sobre los picos de las montañas que hoy conocemos como Islas Canarias.

Lo que realmente conocemos acerca de los guanches ha sido extraído de los escritos de los cronistas españoles y, también, a través de los descubrimientos y estudios arqueológicos realizados. Los guanches eran tribus formadas por recolectores-cazadores a los que por su forma de vida se considera que estaban en la Edad de Piedra. Vivían en cuevas y chozas y, al desconocer el uso de los metales, ya que vivían en islas volcánicas donde no existen vetas metálicas, disponían de pocos y rudimentarios instrumentos. Fabricaban cerámica y disponían de conocimientos agrícolas básicos, además de recolectar productos naturales de los campos. También practicaban el embalsamamiento y la momificación de sus muertos, así como la trepanación sobre individuos vivos. Las momias eran colocadas en cuevas y el resto de la población era enterrada.

Los guanches tenían divivida la isla de Tenerife en nueve reinos, cada uno con su respectivo rey al que llamaban ‘mencey’.

Pero ¿pudieron haber construido ellos las pirámides? Los guanches ya conocían el simbolismo geométrico como demostraron en sus diseños de las ‘pintaderas’, que eran un tipo de sello artístico realizado en cerámica. Si los bereberes edificaron tumbas piramidales, como la pirámide de Madghacen, por qué no podrían haberlas construido los guanches también?

Existen muchas más pirámides en Tenerife, en la zona norte de la isla, a las que no se les da tanta publicidad como la que reciben las de Güímar. El barrio de Santa Bárbara, en el municipio de Icod de Los Vinos, alberga varias pirámides entre las que destaca una de gran tamaño, situada en medio de los terrenos de un agricultor. Otra notable construcción se halla dentro de una plantación de plataneras en el camino conocido como Camino de la Suerte, cerca de San marcos, también en el municipio de Icod de Los Vinos. Se sabe que en el pasado existían muchas más pirámides, pero fueron destruidas al llevarse a cabo diferentes planes de desarrollo y construirse sobre ellas.

El cineasta independiente Raphael Biss se inspiró en el misterio de los guanches y de las pirámides de Tenerife para realizar su largometraje documental titulado Savages in Foreign Lands (“Salvajes en Tierras Extranjeras”).

Anuncio