Un nuevo Estudio de NASA lanza una Terrorífica Advertencia: ¿Se avecina un Diluvio? (Video)

De acuerdo a un nuevo estudio de la NASA, a medida que nuestro planeta se caliente, la cantidad de lluvia que caerá, en particular en las regiones tropicales, aumentará significativamente. Y no sólo es este el problema al que se enfrenta la Humanidad en un futuro cercano.

Según la investigación, liderada por Hui Su, científica del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA, los modelos climáticos globales actuales pueden estar subestimando la cantidad de lluvia que caerá en las regiones tropicales, pues no toman en cuenta las disminuciones en las nubes altas sobre los trópicos que han sido registradas en observaciones recientes de la agencia espacial estadounidense.

Pese a que suene contradictorio, una menor presencia de nubes podría llevar a una mayor cantidad de precipitación. Las nubes de alta altitud atrapan el calor en la atmósfera, así que una posible disminución de estas nubes en el futuro podría hacer a la atmósfera tropical enfriarse. Por su parte, el vapor de agua presente en la atmósfera se condensaría al enfriarse y se convertiría en lluvia.

De acuerdo con el estudio publicado en Nature, el cambio observado en las nubes a lo largo de las últimas décadas indica que la atmósfera está creando una cantidad menor de nubes altas como respuesta al calentamiento global observado en nuestro planeta.

La autora del estudio espera que la investigación pueda proporcionar una manera para mejorar las predicciones de las precipitaciones en el futuro.

 

Recientemente además, la NASA indicó que debajo de la Tierra, se esconde “un peligro inminente” para la vida de todo aquel o aquello que habite en el planeta.

Se trata de los llamados supervolcanes, de los cuales, se calcula hay unos 20 por debajo de la superficie, siendo el más peligroso el conocido como la caldera de Yellowstone, ubicado en el parque nacional que lleva el mismo nombre, en Estados Unidos.

Los expertos señalan que en el caso de la caldera de Yellowstone, que mide 55 por 72 kilómetros de diámetro, en caso de erupción, el magma que desprendería cubriría un radio de más de 95 kilómetros, y el polvo y los gases que generaría el hecho provocarían que el mundo entero entrara en algo llamado “invierno volcánico”, cuya duración sería de varias decenas de años y provocaría la muerte de millones de personas.

En el caso de esta caldera, la NASA estudia el poder evitar este hecho tratando de reducir la temperatura que hay en su interior, mientras que otros estudian la posibilidad de convertir esa gran energía geotérmica en electricidad.

 

Con toda esta información que nos están proporcionando, ¿debemos prepararnos para lo peor? ¿O sólo son tácticas para mantener a la población en estado de alerta y llevar un mayor control sobre la sociedad?