8 Antiguos tratamientos médicos que deben quedarse en el pasado para siempre

Anuncio

En todas las épocas las personas enfermaban y nuestros antepasados ​​poseían conocimientos que, en ciertas áreas, superaban a la medicina moderna o incluso iban a la par. Sin embargo, algunos tratamientos eran, cuanto menos, extraños.

Hemos investigado algunos de estos métodos y ha decidido compartir contigo esta información tan interesante.

1. El dolor de muelas se trataba con una mezcla de grasa de chivo

Ya en la antigüedad, la gente sabía cómo hacer empastes y prótesis dentales. Un diente humano fue encontrado en el norte de Italia con signos de haberse sometido a un tratamiento. La pieza tiene aproximadamente 14 mil años.

Pero algunos métodos antiguos impactan. Por ejemplo, el de Avicena, que recomendaba tratar la caries quemando una mezcla elaborada con grasa de cabra, beleño (hierba loca) y cebolla alrededor del paciente. Plinio el Viejo creía que la única manera de deshacerse de un dolor de muelas consistía en capturar un sapo a medianoche y escupirle en la boca a la vez que se pronunciaban palabras “curativas“. ¿Quién no ha oído alguna vez aquello de ”sana, sana, colita de rana, si no sana hoy, sanará mañana”?

2. Madres daban a luz a sus bebés de pie o sentadas en cuclillas

En la antigüedad, durante el parto la mujer no se colocaba en una posición horizontal como se hace hoy en día, sino que daba a luz en cuclillas o de pie.

En la Antigua India sabían darle la vuelta al feto si el bebé venía en una posición incorrecta y en las tribus africanas, a veces, los sanadores eran capaces de hacer una cesárea con herramientas primitivas.

En la Edad Media, la obstetricia se desarrolló mal debido a la fuerte influencia de la Iglesia. Los conocimientos antiguos acabaron en el olvido y se volvieron frecuentes las muertes de mujeres y niños durante el parto.

3. El olíbano y el extracto de mandrágora se utilizaban como anestesiantes

Nuestros antepasados, con el paso del tiempo, lograron grandes resultados en el mundo de la cirugía. ¿Pero qué utilizaban para anestesiar a sus pacientes? Hace miles de años, en la antigua Mesopotamia, los médicos optaban por el alcohol y el opio.

En el Antiguo Egipto, para tal fin, preparaban extractos de los frutos de mandrágora. En la India y China, como agentes anestésicos, se decantaban por el olíbano, cannabis y acónito. No se sabe si realmente eran efectivos o no, pero ellos los usaban.

4. Las enfermedades crónicas se trataban con ejercicio físico y agua bendita

En los tiempos de Hipócrates (460-370 a.C.) se creía que la epilepsia respondía a una voluntad de Dios. Este sanador antiguo estaba convencido de que las causas de esta enfermedad eran el viento, el frío y el sol. En la Edad Media se creía que las personas con epilepsia habían sido poseídas por los demonios y eran tratadas con oraciones y agua bendita.

Los médicos de la Antigüedad y de la Edad Media trataban la diabetes con ejercicios físicos y hierbas curativas, pero esto, obviamente, no aportaba ningún resultado positivo y por lo general los pacientes morían.

En aquellas épocas, las enfermedades de la piel como la psoriasis se consideraban incurables. Estos enfermos, ya en la Edad Media, tenían que llevar una campanita para advertir a los demás de que ellos se acercaban.

5. Casi todas las enfermedades se trataban con sangría

Durante siglos se trataron casi todas las enfermedades con sangría. Este método era muy popular en India y países árabes. Las primeras menciones a este método se observan en la Antigua Grecia y el Antiguo Egipto.

Se creía que la sangre contenía “líquido maligno” que debía ser soltado para que el paciente se curase. En la época medieval, esta práctica la realizaban los barberos. El tratamiento fue muy popular hasta el siglo XIX. Incluso a George Washington se lo hicieron para tratarle de una neumonía, tras la cual falleció.

6. Se utilizaba el veneno de las serpientes y de hierbas tóxicas

Cuando no existían los antibióticos, la gente luchaba contra las infecciones con ayuda de medicinas a base de venenos presentes en hierbas y en serpientes. Los científicos modernos llegaron a la conclusión de que estos contenían desintegrina, proteínas que eliminaban bacterias o con efectos antibacterianos.

En el Antiguo Egipto trataban con cannabis, opio y beleño. En la Edad Media, los médicos añadían a sus fórmulas serpientes y escorpiones disecados.

7. Practicaban la trepanación del cráneo

En tiempos remotos la migraña, la epilepsia y otros trastornos psíquicos se trataban con medidas drásticas: los médicos perforaban agujeros en el cráneo del paciente.

La trepanación es la intervención quirúrgica más antigua. Las pruebas de esto se encontraron por primera vez en restos humanos de la época neolítica. Este método fue muy popular en las antiguas civilizaciones americanas, así como durante la época del Renacimiento.

8. El enema con humo de tabaco era muy popular

Problemas con la digestión, somnolencia, cólicos del estómago y parásitos se trataban con un enema de humo de tabaco. Este método se heredó de los indígenas de América del Norte. Sin embargo, en el siglo XIX, cuando descubrieron que el tabaco contenía nicotina venenosa, estos enemas pasaron de moda.