ESTRATEGIAS DE MANIPULACIÓN Y CONTROL MENTAL

Anuncio

En el presente artículo vamos a explicar las estrategias que utilizan las élites financieras para conseguir manipular a los ciudadanos.

Antes de nada explicaremos algunos conceptos importantes e ideas básicas para poder entender cómo opera básicamente la manipulación, para después explicar las estrategias de manipulación una a una con su correspondiente error de razonamiento y reacción emocional subyacente.

No pondremos muchos ejemplos para no extendernos demasiado, pero el lector, con estos recursos, podrá comprobar por sí mismo cómo opera la manipulación en su día a día.

“De nada sirve la libertad de expresión si no tenemos libertad de pensamiento”.

José Luis Sampedro

Goebbels, el jefe de la propaganda nazi decía:

“la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto, sin dudas ni fisuras”.

O lo que para él se traducía en “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Si eres de los que niegas que estas pudiendo ser manipulado, te diré que gran parte de la población es manipuladora, hasta tu mascota te manipula cuando gime intentando darte pena para que le des comida.

El hecho de que creas que nadie te manipula o de que niegues la existencia de la manipulación demuestra que eres probablemente de los más manipulados y manipulables, porque estas negando la existencia de algo que nos influye a todos y cuya existencia es tan fácilmente demostrable como que el agua moja.

La política y la televisión es el arte de la manipulación.

Un sencillo ejemplo, ¿cuánto tiempo han dedicado los medios de comunicación a informar sobre la privatización de la sanidad o la educación? Nada, cero.

Para saber cómo funciona la manipulación lo primero que tienes que saber es que la manipulación se vale de nuestros propios sesgos o errores de razonamiento, errores que cometemos al pensar de forma poco crítica sobre algún asunto, y que dichos errores que cometemos son influidos e incluso provocados por nuestras emociones, sobre todo por el miedo y la ansiedad que genera, pero también por otras.

Esas emociones también pueden ser provocadas por la propia manipulación del sistema, por ejemplo creando aversivas condiciones externas (como una crisis económica o por ejemplo, creando caos, crímenes y violencia en las ciudades), o también por tu propia interpretación de la realidad.

¿Complicado?, no lo es tanto.

Has de saber que los sesgos son normales en nuestro sistema de funcionamiento cognitivo, todos los cometemos, en la mayoría de las ocasiones son adaptativos, nos ayudan a responder de forma rápida y eficaz sin necesidad de hacer análisis racionales, se trata de heurísticosde razonamiento (“atajos mentales”).

Por ejemplo, una persona en el supermercado hace un eficaz cálculo apriorístico de qué productos tienen la mejor calidad-precio, y generalmente acierta y compra bueno y barato.

El problema es cuando aplicamos heurísticos a situaciones en las que, por importancia, se requiere un análisis racional más reflexivo y bien informado.

Por ejemplo, meditar sobre a qué partido político votar, o meditar sobre cuales son las causas de la pobreza económica en nuestro país, o meditar sobre cuestiones de tu trabajo y bienestar personal.

Para superar estos problemas solo tenemos que aprender cuales son estos errores y hacerlos mas conscientes, tener mejor conocimiento sobre nuestro propio conocimiento y sobre nuestra forma de pensar.

La manipulación no es sólo sobre nuestras opiniones políticas, es sobre prácticamente todo nuestro sistema de creencias, actitudes, es sobre nuestra ética, sobre nuestro comportamiento social, nuestro comportamiento sexual, y nuestras emociones.

Es mucho más importante de lo que la gente cree. La manipulación ha cambiado el paradigma filosófico de nuestra época.

Tenemos que los ejércitos son “fuerzas de paz”, tenemos que la gente justifica al opresor y critica al oprimido. Tenemos que el capitalismo es el genocida más respetado del mundo, en una época en que nunca se había matado a tanta gente. Hay que salvar a los bancos (para que nos sigan esclavizando).

La manipulación no actúa aisladamente, actúa, influye, y es influida, por otros muchos factores, los factores que más influyen en el interior mental de cada individuo son las condiciones económicas de vida, la estructura social (en nuestro caso competitiva, en lugar de cooperativa), nuestra salud mental, nuestro temperamento y estado de salud, nuestra primera infancia, la educación recibida por nuestros padres, nuestro nivel intelectual, nuestra capacidad de pensamiento crítico, etc.

Factores todos ellos que evidentemente no trataremos aquí pero que es necesario señalar.

Estamos expuestos a un bombardeo constante de información que proviene principalmente de los medios de comunicación de masas, televisión, radio, prensa, cine, series de TV, música, internet, y por supuesto también del sistema de educación, aunque este punto no será tratado aquí por ser merecedor de un monográfico aparte, pero básicamente el sistema educativo está planteado de tal manera que anula nuestro nivel de razonamiento crítico.

En definitiva, las élites que ejercen este poder utilizarán básicamente todo lo que tengan a su alcance, eso no quiere decir que lo controlen todo, claro que no, pero su poder no debe ser menospreciado.

(Recomendamos al lector que se informe de quienes son los dueños de los mass media, o los dueños de las editoriales de los libros de texto de la E.S.O.)

¿Saben ustedes quien fue el dueño de la editorial Santillana que “educó” a sus hijos en el colegio?

Del señor Polanco, quien en su día fue el número 1 de las juventudes franquistas, y generó su fortuna mediante crímenes.

Es necesario añadir que la manipulación puede provenir de cualquier dirección, incluso de supuestas ONGs y movimientos sociales, como ha sucedido en más de una ocasión.

Es necesario aplicar el pensamiento crítico a cada parcela de nuestra vida, también a nosotros mismos y nuestras creencias.

Anuncio

La élite se puede poner cualquier careta si con eso consigue engañarte.

¿Cómo sabes si tus creencias son correctas si no las cuestionas críticamente en base a las evidencias?

Lo importante es que este sistema de propaganda se reproduce solo, aunque no veas la tele ni leas los periódicos, ni escuches la radio, también te verás influido por el paradigma en el que vives, vives en un medio social, y las personas y la estructura económica te influyen.

Las personas que asimilan una serie de dogmas, a su vez los transmitirán a los demás, ya sea como periodistas, panaderos, blogueros, o cualquiera que sea la forma en que te comunicas con los demás en el día a día.

La historia del mundo es la historia de un gran crimen. Si quieres comprender cómo funciona el sistema, debes entender el modus operandi, debes seguir el rastro del dinero, investigar quien financia a quien, entender cómo funciona la economía y el dinero.

Pasemos ahora a enumerar estas estrategias y considerar, cuando sea competente, el sesgo cometido y la posible causa cognitivo-emocional y ambiental subyacente, no son todas las que existen pero sí algunas de las más habituales:

La manipulación si opera a nivel inconsciente, sin que te des cuenta, tanto más efectiva será, de hecho complicado es que se de una manipulación consciente.

Si te descuidas y no cuestionas constantemente la información que recibes, es seguro que caerás en muchas.

1) La manipulación, o la propaganda en el caso de los mass media, ya no se llama como tal, se llama marketing o se llama directamente información, y además independiente. Sesgo de representatividad, que explicaremos más adelante.

2) Nos han hecho creer que el ser humano es un animal, o incluso inferior a un animal.

En el Renacimiento el paradigma era “el hombre es el centro del universo”. Han manipulado este paradigma distorsionando su significado, haciéndonos creer que era un acto de soberbia el que el hombre se situase por encima de los animales.

Pero es falso, el hombre, aunque proviene de los animales, es el centro del universo porque es la única consciencia de que el universo existe, la única inteligencia sobre la tierra.

Esta manipulación consiste en decirnos que somos animales, de tal forma que nos justificamos para comportarnos, efectivamente, como animales.

Esto pervierte nuestra moral y degenera nuestra inteligencia, el pedestal que admirar ya no es la inteligencia del hombre, la chispa de la razón, el pensamiento científico hipotético-deductivo, ya no es el hombre del Renacimiento, el pedestal ahora lo ocupan tipos inmorales que salen en televisión y que se convierten en el ejemplo a seguir.

Estas es una de las razones por las que en televisión se nos bombardee con inmoralidad, crímenes, violaciones, corrupción, estupidez, vanidad, superficialidad, etc.

De tal forma que muchas personas piensen, por “sesgo de accesibilidad”, que solo ocurren cosas malas en el mundo, porque es lo que ven todos los días por la pantalla, la información más accesible.

“Si el ser humano es un animal infame e inmoral, ¿para qué molestarse en luchar por nuestros derechos ni por nadie?” Eso es básicamente lo que quieren que pienses.

Si te fijas, generalmente en los informativos la única noticia positiva es en deportes o quizás algún acto heroico, algún tipo que ha protegido a una mujer de una agresión, o que ha salvado un gatito de un árbol, cosas que tampoco reflejan la realidad del ser humano y ni mucho menos nuestro mayor valor, que es nuestra inteligencia superior y nuestros valores morales interiorizados.

La ciencia ha demostrado que el hombre no es malo por naturaleza, no nacemos malos, sin embargo, si consigues hacer creer a la población que somos malos, perviertes nuestra moral y nuestra capacidad y motivación para una lucha colectiva que eleve nuestra moral. “Profecía autocumplida”, si crees que eres un miserable, te comportarás como un miserable.

Si crees que eres un gran hombre, que puede mejorar, creer, trabajarás para superarte.
¿quién es el único animal que voluntaria y conscientemente
decide ser vegano y no comerse al resto de especies?
el hombre.

El paradigma actual está poniendo al hombre al mismo nivel que los animales, lo que está contribuyendo enormemente a la involución que estamos viviendo estos días.
Sobre todo una involución de la inteligencia.
El hombre es el centro del universo porque es la única consciencia de que el universo existe.
Si sacamos al hombre del barro en que lo estamos metiendo y lo volvemos a poner en el pedestal sería una forma de estimular esa inteligencia que nos diferencia de los animales, y que hace que una persona sea capaz de desarrollar una conciencia de absoluto respeto y admiración por el resto de especies sobre la tierra.

Pero si por el contrario decimos a la gente que el hombre es un animal, estamos estimulando y justificando que la gente se comporte como animales.

Han conseguido que hoy en día haya muchas personas que creen que un perro es más inteligente que un ser humano, que un perro es más digno de valoración que un ser humano.

Nos han anulado, muchas personas ni siquiera son conscientes de que poseen un nivel de inteligencia superior.

Las cualidades estrictamente humanas (inteligencia, nobleza, conciencia..) se otorgan a los animales, y las cualidades animales se otorgan a los humanos.

3) Oscurecer tu visión moral y oscurecer al máximo el uso de la razón. Todos sabemos que la tele idiotiza.

En televisión rara vez se ve un discurso racional de los hechos, analítico.

Las noticias son un bombardeo sensacionalista.

Y además se dirigen al espectador como si fuese tonto, en psicología se ha comprobado que la mayoría de las veces, cuando el emisor parece ingenuo o se dirige al receptor de forma infantil, el receptor baja la guardia y suele reaccionar poniéndose al nivel intelectual del emisor, con el propósito de comprenderle mejor.

4) Cuanto más quieran ocultar la verdad, más intentarán distorsionar los hechos, más intentarán oscurecer el uso de la razón, y más sensacionalista será su discurso.

Como ejemplo podemos citar los alarmistas, grandilocuentes, mentirosos, y sensacionalistas mensajes que se lanzaron durante la crisis de los controladores aéreos en España.

Jamás se hizo un análisis racional de los hechos, con preguntas básicas como: ¿por qué hacían huelga, cual era en realidad su situación?.