Un niño en extrema pobreza recorrió 2 millas para conseguir ayuda para su perrita enferma

Anuncio

Nanuk se encontraba muy enferma y debido a las pésimas condiciones económicas en las que vivía su familia, era imposible incluso alimentarla, por eso un niño decidió buscar ayuda de una organización a 2 millas de su casa, no fue sencillo, pero gracias al amor y la dedicación de sus rescatistas, esta perra se encuentra a salvo y en busca de un nuevo hogar para siempre.

Una perra enferma de parvovirus llamada Nanuk hoy se encuentra con vida gracias al amor de un niño de 13 años de edad que vive en condiciones de extrema pobreza en Delft, una comunidad de Ciudad del Cabo, África del Sur. El pequeño recorrió 2 millas en busca de ayuda para Nanuk y afortunadamente la consiguió.

En Delf, la mayoría de personas viven en pequeñas viviendas con servicios públicos limitados y en un ambiente de violencia, en ocasiones no tienen suficiente dinero para alimentarse, ni cuidarse a sí mismos y tampoco a sus animales de compañía.

Fue por eso que el pequeño emprendió un viaje a una comunidad llamada Blikkiesdorp, donde las condiciones no son mejores, pero allí residen tres mujeres, Dinielle Stöckigt, Rosie Kunneke y Clarina Hanekom, quienes son las fundadoras de Tin Can Town, una organización que que ayuda no sólo a los animales, sino también a las personas.

Tin Can Town

La organización cada dos domingos se encarga de realizar castraciones y esterilizaciones, además brindar la atención veterinaria básica, alimentos y asesoramiento. 

Organización Tin Can Town

El niño se encontró con Dinielle Stöckigt y le dijo la terrible situación de la perra, ella no estaba comiendo o bebiendo, además tenía diarrea con sangre y dado a que él vivía a 2 millas de allí, la organización decidió hacerse cargo de Nanuk.

Perra enferma de parvovirus

Dinielle dijo a The Dodo:

“Ella estaba muy delgada y el chico nos dijo que no tenía suficiente dinero para comprar comida para ella. Le dijimos que íbamos a hacer todo lo posible por salvar su vida, y encontrarle un nuevo hogar lleno de amor que pueda hacerse cargo de ella. Le dimos las gracias por traerla a nosotros en busca de ayuda”.

Nanuk estaba enferma de parvovirus
Un niño recorrió dos millas buscando ayuda para su perra enferma

Una de las voluntarias de Tin Can Town, la doctora Rozanne Visser, sugirió que la perra fuera atendida en la clínica veterinaria Sunset Beach, donde el trabajan Visser y Rosie.

El amor salvó a Nanuk

Allí se dieron cuenta de que ella tenía parvovirus, una grave enfermedad que ataca y rompe los revestimientos intestinales de los perros

Perra enferma de parvovirosis

La Dra. Cathy Meeks, una veterinaria del Hospital Veterinario BluePearl en Tampa, Florida, dijo:

“El virus causa anorexia, diarrea, vómitos, pérdida de peso y suele ser mortal si no se trata. Los perros suelen requerir hospitalización y pueden estar en el hospital desde un día hasta una semana dependiendo de la gravedad”.

Nanuk es una guerrera

La única manera de prevenir el parvovirus es por medio de una vacuna, pero por desgracia, Nanuk nunca había sido vacunada.

Ella fue inmediatamente canalizada y procedieron a alimentarla, le brindaron medicamentos contra las nauseas ya que no podía retener el alimento, había dejado de comer por completo.

Nanuk

Dinielle dijo:

“Nos hubiese gustado cocinarle un buffet con todo tipo de alimentos, y tratar de atraerla a la comida. Pero ella no lo haría”.

Nanuk solo pesaba 8 libras y si seguía en estas condiciones, moriría.

Ella pesaba solo 8 libras

Intentaron alimentar a Nanuk con un tubo de alimentación, pero se enfermó aún más.
Los veterinarios comenzaron a darse por vencidos con Nanuk

Pasaron cinco días y la perra enferma no demostraba mejoría alguna, los veterinarios estaban resignados y tratando de preparar a Rosie y Dinielle para lo peor.

Nanuk iba a ser sacrificada

Dinielle dijo:

“Los dos veterinarios nos alertaron de que si ella no demostraba una mejoría notable en las próximas 24 horas, iban a tener que ayudarla a cruzar a lo largo del puente del arco iris [sacrificarla]”.

Pero Rosie y Dinielle se negaron a darse por vencidas.

Nanuk

Dinielle dijo:

“Nos turnamos para sentarnos en su cama de hospital con ella, dándole palabras de ánimo y diciéndole que ella debía luchar, y que una vida hermosa la esperaba”.

También trataron de levantar su ánimo haciéndola interactuar con los gatos de acogida.

Nanuk y los gatitos

Dinielle dijo:

“Había un brillo en sus ojos cuando los gatitos vinieron a visitarla. A pesar de que estaba muy enferma y débil ese día, ella levantó la cabeza para olfatear y mimarlos”.

Nanuk

Y así fue como gracias a todo el amor que recibió, al sexto día Nanuk, la perra enferma de parvovirus comió toda su comida demostrando que tenía un largo camino por recorrer para recuperarse y encontrar un hogar para siempre.

Nanuk

Dinielle dijo:

“Creo que su recuperación es el resultado de una combinación de los gatitos, tenernos a nosotros a su lado todo el tiempo dándole amor y aliento, y por supuesto su increíble valor y voluntad de vivir”.

Nanuk

Ahora que la perra está mejor, Rosie y Dinielle se están encargado de buscarle una familia, pero no han aparecido posibles adoptantes hasta el momento.

Nanuk se la lleva bien con los gatos
Esta perra necesita una familia que la cuide y la ame

Dinielle dijo:

“Realmente no podemos entender por qué no ha encontrado un hogar todavía. Todo lo que podemos pensar es que ella está compitiendo con muchos otros animales rescatados en busca de hogares para siempre”.

Nanuk

La perra sigue con su proceso de recuperación mientras encuentra una familia.

Nanuk necesita un hogar

Dinielle dijo:

“Actualmente está siendo cuidada por su veterinario, y mejorando cada día. Ella tiene a tres gatos de compañía. Ya tuvo su primer viaje por carretera a Stellenbosch este pasado fin de semana y se puso una chaqueta caliente para el viaje ya que se enfría muy fácilmente porque es muy delgada”.

Nanuk

“Nanuk es niña juguetona que ama los mimos, especialmente si usted le besa la panza. Ella tiene esta manera linda de cubrirse los ojos con las patas cuando se siente a gusto con los mimos. Cuando se acercan a darle un poco de amor, inmediatamente se lanza sobre su espalda, esperando besos en el estómago y caricias en el vientre. A ella le encanta jugar con su pelota y siempre duerme con su elefante de juguete“.

Ella ama su pelcuhe

Si usted vive en Sudáfrica y está interesado en adoptar a Nanuk, puede ponerse en contacto con la organización Tin Can Town, haciendo click aquí, y si desea realizar una donación para que otros animales como Nanuk tengan una nueva oportunidad de,.

Anuncio

Be the first to comment on "Un niño en extrema pobreza recorrió 2 millas para conseguir ayuda para su perrita enferma"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.