Ella recogió a su hijo de la guardería, y luego quiso bañarlo. Cuando le quitó la camiseta… ¡Horror!

Anuncio

Sólo en algunas familias, la mujer puede permanecer en casa durante mucho tiempo después de dar a luz, dedicándose a cuidar a su bebé. La mayoría tiene que volver a trabajar, dejando el cuidado del bebé a otra persona.

Muchos abuelos aceptan pasar el día entero con el niño, pero no todos, por lo que muchos padres jóvenes no tienen más remedio que confiar el cuidado de sus hijos a una guardería, y más tarde a los jardines de infantes.

En estos casos, los padres sólo pueden esperar que en la institución elegida por ellos esté a la altura de la situación, y cuente con personal capacitado, y sobre todo profesional.

Desafortunadamente, a veces los padres terminan muy decepcionados con su elección. Así le sucedió a nuestra protagonista de hoy, quien literalmente hizo estallar su indignación en la red. ¡El incidente que ocurrió en el jardín de infantes, a donde asistía su pequeño hijo, de un año de edad!

La joven madre recuerda que ese día, como de costumbre, fue a buscar a su hijo, que se encontraba en el jardín de infantes. En el camino se encontró con cuatro educadores que saludaron a la mujer, y ninguno de los maestros mencionó palabra alguna sobre lo que le ocurrió al pequeño. La amarga verdad se reveló sólo en casa, cuando Giannika decidió darle un baño a su bebé.

Al detectar que la camiseta estaba muy rígida en la espalda del chico, la mujer se puso en alerta. Pero nada la había preparado para lo que descubriría después, cuando finalmente le quitó la ropa y vio su cuerpo. ¡Casi toda la espalda del niño estaba cubierta de mordeduras!

Según la madre, ya bastante enojada, esa no era la primera que sucedía algo con su bebé en este jardín de infantes. De hecho, una semana antes del terrible incidente, el niño se había caído y lastimado dos dientes. Si en ese momento Giannika creyó en las explicaciones de los maestros, ahora no había límite para la indignación de la mujer.

En la espalda del niño, los padres contaron quince mordeduras. Algunas de ellas eran tan profundas, que sangraban incluso en casa. ¿Cómo es que los educadores no se dieron cuenta de esta escena, si durante los ataques de sus compañeros, el niño de Giannika tuvo que haber gritado a todo pulmón? Parece que los educadores decidieron simplemente ignorar el ataque…

Vale la pena señalar que este incidente en Suecia no es un caso aislado. Por cierto, la guardería, donde el bebé fue mordido, tuvo que parar sus actividades. Como has podido apreciar, no siempre estas instituciones están a la altura de lo que se espera de ellas. Es por eso que los padres deben ser siempre cautelosos y atentos, al elegir una guardería o jardín de infancia para su hijo.

Anuncio

Be the first to comment on "Ella recogió a su hijo de la guardería, y luego quiso bañarlo. Cuando le quitó la camiseta… ¡Horror!"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.