20 Razones por las que NINGUNO de nosotros habría SOBREVIVIDO en la Edad Media

Anuncio

¿Eres asqueroso y con una gran imaginación? ¿Estás seguro de que lo eres?… Probablemente después de leer esto tu vida NO vuelva a ser como antes.

Estas prácticas medievales sobre la higiene son repulsivas, tanto que le darás gracias al creador de no haber nacido en esa época del mundo, aparte te hará centrarte y que dejes de quejarte del tráfico y nimiedades de la vida cotidiana, sin duda esto te hará apreciar mucho más el siglo XXI, echa un vistazo a continuación:

1. No había papel sanitario

No existía, ni siquiera para los ricos. Los pobres tenían incluso que utilizar un poco de musgo, mientras que los ricos utilizaban la lana que rasuraban de las ovejas.
2. Un limpiatraseros de la realeza

En este artilugio se sentaba el rey y la reina, y por debajo del cajón había un sirviente que se dedicaba a lavarle los genitales, mientras la realeza atendía otro asuntos.
3. Orinales

Estos eran utilizados para almacenar la orina de toda la noche. Por las mañanas acostumbraban tirar sus desechos por la ventana, con suerte no te tocaba ser mojado con alguno de ellos.
4. Compartían la hora del baño

La razón: tomar un baño con agua caliente era muy caro. Con la escasez de leña, los familiares y amigos tenían que compartir el agua del baño. Los hombres se bañaban primero, y luego las mujeres y sólo al final se bañaban los bebés de ahí viene el dicho “Tira al bebé junto con el agua”.
5. El maquillaje

Este era utilizado por hombres y mujeres para lucir ligeramente más pálidos y con tenues mejillas sonrojadas, por desgracia este contenía plomo en sus ingredientes y muchos terminaron con la cara dañada y la piel intoxicada.
6. Ramilletes de flores para los olores

O los también conocidos saquitos con flores aromáticas secas. Este se utilizaba para disfrazar los malos olores de la gente apestosa, sobre todo cuando se pasaba entre la multitud. Los olores eran indescriptibles.

7. Utilizaban la orina para lavar la ropa

Antes de conocer la lejía se utilizaba la ceniza del carbón y la orina para desmanchar la ropa. Estos eran agentes desengrasantes y ayudaban a eliminar toda mancha.
8. No había baños

Los pobres no tenían acceso a inodoros como los de la realeza; ellos orinaban y defecaban en cualquier parte donde se les ocurriera, después enterraban los desechos y seguían caminando. En las casas estilo tudor, los baños eran un tipo de losa de madera con un agujero tallado en la parte superior sobre un tazón y lo llamaban guardarropa. En los castillos colocaban un trozo de madera para cubrir un agujero en el suelo, dando lugar a las fosas sépticas.
9. Fosas sépticas

El sistema de alcantarillado no era el adecuado, por lo que la gente se tuvo que conformar enterrando sus residuos en un pozo hondo en el jardín o bodega. Sin embargo, la gente no vaciaba sus fosas con frecuencia y el hedor era insoportable durante los meses de verano.
10. Las camas contaban con un dosel

La mayoría de las camas que se utilizaron en la edad media contaban con un dosel, el motivo era sencillo. Los techos de la época eran todos de paja, por lo que las aves defecaban y hacían sus nidos arriba; esto ocasionaba diversas plagas. El Dosel servía como una malla para que no cayeran sobre la cama y tener que cambiar muy seguido la ropa.
11. Cejas peludas de ratones

Las modas siempre han existido, y las cejas peludas lo eran en la edad media. Para quienes no tenían la dicha de ser cejones, utilizaban la piel de los ratones para estar a la moda.
12. Estanques de agua con plomo

El suministro de agua de aquel entonces era por medio de tuberías con metales con un alto contenido en plomo, lo que provocaba enfermedades.

13. Usaban pelucas

Los piojos y las liendres eran muy comunes en ese entonces, por lo que utilizar pelucas era muy común en las personas ricas, luego de que éstas se raparan para acabar con estas plagas de la cabeza. Aunque ni las pelucas se salvaban de estos bichos.
14. La cura para la calvicie

Solo necesitabas un poco de excremento de pollo y sal. Bastaba con frótarlo en la zona para que con los días comenzara a salir de nuevo el cabello. En que caso que quisieras removerlo, debías utilizar un poco de estiércol de gato con huevos y vinagre, frotar la zona y estos no volvían a salir.
15. Los sombreros no eran moda, tenían un propósito

Las personas a menudo no se quitaban el sombrero para poder tomar sus alimentos, y no eran porque fueran malos anfitriones, estos accesorios evitaban que las liendres y los piojos saltarán a la comida.
16. No usaban cubiertos

Algunos miembros de la iglesia lo consideraban pecaminoso. Argumentaban que si Dios les dio dedos en sus manos, estos debían ser utilizados para tomar los alimentos.
17. No utilizaban servilletas para limpiarse la boca

Utilizaban trozos de pan para limpiarse la cara y los dedos.
18. No existían los pisos como tal

Antes el piso era de tierra y para evitar que se levantara polvo de la casa al caminar, estos utilizaban paja. La utilización de paja en los interiores del hogar dio paso a una serie de infecciones.

19. Sus dientes estaban muy dañados y marrones

Masticaban hierbas para eliminar el mal aliento, pero no existían técnicas como tal para la limpieza bucal, por lo que los dientes de toda la población en general eran marrones. Mas tarde optaron por enjuagar su boca con agua y pasar un pañuelo limpio sobre los dientes para eliminar la suciedad.
20. Así era el Rey James VI

El Rey James VI de Escocia utilizaba la misma ropa por meses, y su sombrero no se lo quitaba ni para dormir, la única forma de deshacerse de él, era cuando este se rompía al podrirse en su cabeza. Pensaba que el baño era malo para su salud. ¿Ahora entiendes porque los ramilletes de flores eran tan necesarios?

Anuncio

Be the first to comment on "20 Razones por las que NINGUNO de nosotros habría SOBREVIVIDO en la Edad Media"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*