5 escalofriantes historias en las que el suelo se hunde

Anuncio

¡El suelo se hunde! ¿Por qué?

De pronto, sin aviso previo, el suelo bajo tus pies se hunde pudiendo llegar a caer en un agujero de 1 metro a 600 en cuestión de segundos. ¿Es eso posible? Sí, este fenómeno se llama dolina. Se trata de agujeros en el suelo que pueden formarse gradualmente o de repente y ocurren en todo el mundo. Generalmente, corresponden a un colapso de la capa superficial de la tierra y están causados por procesos químicos internos de los minerales y gases de la tierra que aumentan las fisuras de la misma.Dolina

Cuando las dolinas se forman de manera instantánea provocan terribles accidentes y pérdidas, ¿cómo recuperar a alguien que ha caído, de pronto, 600 metros hacia las profundidades de la tierra? La sola idea resulta terrorífica.

Seguidamente te contamos algunos casos escalofriantes de formaciones de dolinas repentinas con mejor y peor final, pero que no dejan de ser absolutamente desconcertantes y trágicos.
1. El golfista que cayó en el hoyo

Un estadounidense, Mark Mihal, jugaba al golf en Waterloo durante un curso, cuando, de pronto, el suelo que había bajo sus pies se hundió. Cayó 6 metros en un agujero espontáneo, una dolina.

Tras 20 minutos y gracias a una cuerda, los amigos de Mark consiguieron rescatarlo del hoyo al que había caído. Un individuo afortunado, ya que las dolinas no siempre traen consigo tan buena suerte.
2. El suelo de Florida engulle a un hombre

Jeff Bush no tuvo tanta suerte como Mark. Jeff, de 37 años, estaba en su dormitorio en Florida cuando de pronto la tierra lo engulló, no sólo a él, sino a toda la habitación. Se trataba de un enorme agujero de 6 metros de diámetro que se iba expandiendo. El hermano de Jeff, Jeremy intentó rescatarlo metiéndose en el agujero que ya se había tragado parte de la casa, pero tuvo que salvar su propia vida, ya que el hoyo no dejaba de crecer. De hecho, la búsqueda del cuerpo de Jeff se detuvo tras tres días, debido a la peligrosidad del suelo alrededor de la casa.Dolina engullendo una casa

En Florida las dolinas son algo bastante común y preocupante, ya que son impredecibles y pueden ocurrir en cualquier parte.
3. La dolina de 30-60 metros de Guatemala

En 2010 en Ciudad de Guatemala (Guatemala) apareció, repentinamente, una dolina gigantesca. Esta medía 18 metros de diámetro y tenía una profundidad de 30-60 metros. Terrible. Se sabe con seguridad que hubo una víctima, aunque se desconoce si pudieron haber más, ya que todavía no se ha podido comprobar.

Se dice que esta dolina ya llevaba tiempo formándose debido a los cambios en los drenajes del agua y las tuberías de la ciudad y que, posiblemente, la Tormenta Tropical Ágataque azotó la zona, pudo ser el golpe definitivo para el hundimiento.

4. San diego abierto en canal

En 1998, tras una fuga debida a la rotura de una cañería, se abrió una dolina que afectó a la carretera Interestatal 15 al oeste de la ciudad de San Diego.Dolina pequeña

La dolina apareció en un día oscuro y lluvioso, un hombre conducía tranquilamente cuando de pronto se encontró dirigiéndose directamente al agujero más grande que había visto jamás. ¿Qué hizo? Saltar del coche y lograr sobrevivir, aunque su vehículo no corrió su misma suerte. Gracias a este hombre se pudo avisar a los siguientes conductores y evitar un terrible accidente masivo. De hecho, salvó la vida de dos mujeres que detrás de él iban, también inadvertidas, de lleno al agujero. Ambas abandonaron su vehículo y sobrevivieron a la dolina.
5. Michigan engulle a un niño de 6 años que logra sobrevivir

Las dunas de arena de la ciudad de Michigan, un lugar por el que pasear tranquilamente donde lo último que esperas es que corra peligro tu vida. Un niño de 6 años, Nathan, y sus padres caminaban sin sospechar el peligro que los acechaba, cuando, de pronto, elsuelo bajo el pequeño se hundió.

La policía recibió inmediatamente una llamada de emergencia de los padres que aseguraban que el agujero era muy hondo y que al intentar rescatar al pequeño, la arenalo había cubierto todavía más. Se trataba de una dolina, que combinada con la arena, puede ser aún más mortal.

Los servicios de emergencia estuvieron allí en un cuarto de hora y empezaron a cavar. Tardaron casi 4 horas en encontrar al pequeño que estaba enterrado a una profundidad de casi 4 metros.

Anuncio

Be the first to comment on "5 escalofriantes historias en las que el suelo se hunde"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.