Messi manda un recadito a Dembelé en el Barça-Juventus (y el lío con Dybala)

Anuncio

El estreno del FC Barcelona en Champions League ante la Juventus comenzó con buen pie gracias al amplio resultado conseguido ante el campeón italiano y finalista de la pasada edición.

Ernesto Valverde se enfrentaba a su primera prueba de fuego en el Camp Nou y ha pasado la prueba con nota. El optimismo y alegría desatados entre la afición barcelonista, no obstante, no esconde otra realidad contrastada durante el partido.

La tímida actuación del recién llegado

Pese a los cambios de entrenador, las vueltas al sistema y las llegadas de fichajes millonarios el Barça es lo que Messi decide que sea. El argentino dejó dos goles y una actuación estelar y dejó un claro recado a Ousmane Dembelé.

El francés, recién llegado a Barcelona y sustituido a 15 minutos del final por Sergi Roberto, dejó una actuación insulsa que provocó ciertos murmullos entre el público. Impreciso en los regates y poco incisivo, pasó desapercibido ante la larga sombra del diez culé.

El tercer gol fue una clara muestra de los roles de cada uno en el actual sistema azulgrana. Mientras Dembelé arrastraba defensas a la espera del pase de Messi, el argentino continuó su carrera para finiquitar al equipo italiano. 145 millones no son nada para Lionel.

El ex jugador del Borussia Dortmund tendrá que seguir con su adaptación al juego pero ya ha podido constatar lo que Neymar tuvo claro en su marcha al Paris Saint-Germain. Messi es amo y señor de todo lo que ocurre a su alrededor.

El contraste del diez

Curiosamente, el Barça se enfrentaba al preferido por la directiva para haber sustituido a Neymar. Paulo Dybala saltaba al camp Nou tras sus declaraciones asegurando que “es difícil jugar con Messi”.

La estrella de la Juventus vio frustrado su fichaje por el Barça por la intervención del diez. Messi no quería competencia en su parcela del campo y su encuentro con Dybala fue frío y distante.

La actuación insulsa del Juventino contrastó con la del barcelonista. Messi dio un claro golpe sobre la mesa ante Dybala y el futbol internacional. Él es el rey, en Barcelona y en Argentina. Su negativa a la incorporación de su compatriota quedó por tanto, justificada.

Dybala y Dembelé son parte de la nueva generación de futbolistas que están llamados a remplazar a Cristiano Ronaldo y Leo Messi en el podio mundial. En el partido entre Barça y Juventus quedó claro que, por el momento, están muy lejos de su nivel.

Anuncio

Be the first to comment on "Messi manda un recadito a Dembelé en el Barça-Juventus (y el lío con Dybala)"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*