Le multan por no pagar una deuda y decide saldarla con más de 4 millones de monedas para vengarse

Anuncio

Un ciudadano de Kírov cambió premeditadamente la suma de la deuda por las monedas más pequeñas para expresar de esa forma su disconformidad con el trabajo de la policía judicial.

 

Un empresario ruso de la ciudad de Kírov ignoró durante mucho tiempo las constantes peticiones de la Policía judicial para que saldara una deuda relacionada con los pagos de seguro del fondo de pensiones. Sin embargo, cuando fue sancionado por dicho impago, el hombre montó en cólera y decidió vengarse complicando el trabajo de los policías, cambiando para ello los 42.000 rublos de la multa por las monedas más pequeñas.

El hombre llevó al departamento “pesados sacos bancarios y una caja de chupa chups con monedas de kópek por valor de 500 rublos”, informa la administración de la Policía judicial en Kírov. Un kópek es la centésima parte de un rublo, por lo que el empresario usó 4,2 millones de monedas para pagar la deuda.

El funcionario del departamento no se mostró impresionado, aunque para contar toda esta cantidad de monedas tuvo que pedir ayuda a otros especialistas. El dinero fue aceptado, como establece la ley, aunque el deudor tuvo que esperar hasta que todas las monedas fueron contadas para recibir el impreso sobre la operación realizada.

“La deuda se acepta en monedas de cualquier valor y el modo más fácil de pagarla es por medio de la página-web del departamento”, aclara el departamento de la Policía judicial.

Anuncio

Be the first to comment on "Le multan por no pagar una deuda y decide saldarla con más de 4 millones de monedas para vengarse"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.