Como protegerse de la envidia ajena

Anuncio

Cualquier persona debe aprender a protegerse de los envidiosos. La lección más importante más importante de la envidia es que los envidiosos son peligrosos. Es más fácil que una persona envidiosa se tire de un puente a que admita que tiene envidia.

Una persona envidiosa envenenará tu vida, mentirá y difundirá rumores acerca de ti. Tratará de destruir todo lo que recibe si sabe que viene de ti. El primer paso para protegerse de gente envidiosa es ser capaz de identificarlos. Cuando tú tienes status, inteligencia y carisma, estas cualidades destacan como moscas en la cola de un caballo. Este es el verdadero significado de la envidia.

Una persona envidiosa puede serlo en un plazo de cinco segundos. Te aborrece y pasa a planificar tu caída, todo ello a los pocos minutos de verte por primera vez.

Una vez que se descubre la envidia, no hay mucho que esa persona pueda hacerte. Sin embargo, ese “no mucho” es como una pesadilla. Debes de ser capaz de entrar en una habitación e identificar la envidia lo más rápido posible, captando la envidia cuando surge.

Si sólo reconoces la envidia y su significado cuando la gente comienza a actuar en consecuencia, ya es demasiado tarde para ti. Porque si una persona ya está tratando de provocar tu caída y está convirtiendo a otros a su causa de odiarte, entonces ya está actuando su envidia.

Recuerda la regla principal sobre la envidia: Nunca ayudes a una persona que te envidia. Cuando haces esto, estás mostrando magnanimidad y otras buenas cualidades. De esta manera, sólo harás más fuerte la envidia del envidioso y éste aumentará los ataques contra ti.

Por definición, una persona envidiosa no puede sentirse agradecida por ninguna cosa buena recibida y reacciona a todo esto con ira y deseos de destruir. Robert Greene en “Las 48 leyes del poder” lo deja muy claro: “no trates de hacer favores a los que te envidian, van a pensar que eres condescendiente con ellos”. En esta definición explicó muy bien el verdadero significado de la envidia.

No tomes en serio lo que la persona envidiosa hace o dice, cuanto más reactivo seas, más éxito tendrá la persona envidiosa en hacerte daño. Una persona envidiosa no es capaz de tener una relación de cooperación contigo basada en el intercambio justo. Por esta razón, simplemente no se molesta en encontrar respuestas a sus preguntas.

Es mejor para ti centrarte en algo más productivo, en lugar de tratar de responder a las acciones de la persona envidiosa Si no necesitas compartir el mismo lugar con la persona envidiosa, entonces la mejor cosa que puedes hacer es lo mismo que con el cáncer: ¡aplicar principios de detección y eliminación!

Basta con abandonar toda la interacción con la persona envidiosa, tan pronto como te sea posible. Esto puede parecer una manera difícil de tratar con ella, ¡pero es la única forma para que te salves de muchos dolores!

Si por las circunstancias estás obligado a permanecer en un mismo lugar con una persona que tiene envidia de ti, trata de reducir la interacción con esa persona al mínimo necesario.
Y asegúrate de no estar involucrado en ninguna cooperación con la persona envidiosa en cualquier actividad que sea importante para ti. Por definición, si eres una persona de mayor nivel (moral, personal, económico, social, lo que sea) que la persona envidiosa, ésta solo tendrá un objetivo en mente que será destruirte cueste lo que cueste.

Puedes evitar estos males con solo expulsar a la persona envidiosa de tu vida. Nunca olvides evaluar el significado de la envidia en una persona envidiosa. Ningún otro remedio es tan eficaz.

Anuncio

Be the first to comment on "Como protegerse de la envidia ajena"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.